Tai Chi

El Taichi Chuan (el puño del gran extremo) es hoy en día la más popular tendencia de las artes marciales chinas, a pesar de que supuestamente antes del siglo XX no se sabía nada de este estilo. En la actualidad es el estilo mas fundamentado teoréticamente del Kung Fu chino. Paradójicamente, en el momento actual el Taichi se caracteriza por un enfoque absolutamente superficial de su estudio. La mayoría de las personas practican no el Taichi, sino una especie de gimnástica a base del Taichi, esperando obtener de esta practica algún resultado. Estas personas por lo general no pueden explicar qué resultado tratan de obtener en tanto nunca han logrado ninguno. Al mismo tiempo suelen hablar de los principios de este arte fino y cómo el Taichi cambia la vida de las personas si se aplica correctamente. Las palabras clave son la aplicación correcta. Por lo general ellos nunca la logran.

t2

Pasión por la percepción estrictamente teorética de la vida puede ser destructiva para la vida misma y hay millones de ejemplos de esto. Nunca deja de sorprender la cantidad de personas que están hablando de los movimientos circulares y fluidos del Taichi y su gran efecto en el bienestar. Permítanme preguntar, ¿donde esta este efecto? La mayoría de los maestros autoproclamados de Taichi no tiene un aspecto muy saludable. Sobrepeso, falta de flexibilidad, coordinación y resistencia y la imposibilidad de comprobar sus pretensiones en la practica. Es evidente que un practicante de Taichi no puede tener un aspecto así. Si uno trata de utilizar solamente conocimientos teoréticos para convertir un pedazo de carne en un bistec delicioso hay riesgo de que se quede con hambre. Por lo que saber no es suficiente, hay que actuar. A propósito las palabras de Bruce Lee, el gran maestro de artes marciales. El hecho es que la mayoría de la gente considera al Taichi como una preciosa danza exótica y no lo toma en serio, pensando que estudiarlo no tiene ningún sentido práctico. Como más se puede explicar que los karatekas esconden unas sonrisas indulgentes cada vez que la conversación toca el tema del uso práctico del Taichi. El mismo problema de siempre: utilizando Taichi como un ejercicio de relajación sin utilizar todas sus aplicaciones inherentes en práctica conduce a la teorización abstracta y no da ningún resultado. Es necesario entonces el uso práctico del Taichi. En vez de la conversación y danza exótica, hay que actuar sobre esto en su justa medida y acorde a su naturaleza.

t1

Afortunadamente, existe otro camino. Cualquiera que ha intentado practicar el Taichi tradicional por lo menos una vez entiende que no es un simple ejercicio de relajación sino un gran arte práctico, que ayuda a la persona encontrarse a sí mismo, descubriendo su potencial y alcanzando la realización personal en su vida. La capacidad de defenderse es uno de los efectos secundarios positivos de la practica del Taichi lo que se muestra inmediatamente en una situación extrema.

En el combate, el Taichi ofrece otros estándares en comparación con las artes marciales que están enfocadas en el uso de la fuerza muscular. En vez de bloqueos y golpes el Taichi enseña los principios del movimiento y los métodos de aplicación del esfuerzo. Los movimientos circulares es otra característica particular que diferencia el Taichi de otras artes marciales. Esta forma de movimientos es lo que ayuda a la expresión natural de la fuerza en el cuerpo humano.

La practica de Taichi lleva varios años y se caracteriza por el lento aprendizaje de los principios básicos. Aquí nada es parecido al fitness: esto requiere una concentración total de la atención en cada entrenamiento, dedicación, trabajo duro y mucha paciencia. Todo esto muestra que este arte marcial es bastante complejo y para perfeccionarlo requiere de un tutor competente. Pero por favor recuerden que no importa que tan bueno es su maestro, la actitud superficial no le dará ningún resultado. Es necesario trabajarlo conscientemente y siempre permanecer en el momento actual.

t3


3.151498583719