Ritmos Biológicos

15.12.2015
Ritmos Biológicos

Los antiguos solían decir: “Si vives de acuerdo a la energía del Chi del cielo y la tierra, vivirás en tanto el cielo y la tierra vivan” (Canon Interno del Emperador Amarillo). La tierra gira entorno del sol, la luna alrededor de la tierra, la alta marea del mar es seguida por la calma, la noche sigue al día, el invierno da camino a la primavera así como esta al verano. Es claro, en la naturaleza todo se mueve acorde a su propio ritmo.

Desde un punto de vista fisiológico, el ser humano es un organismo multicelular altamente organizado, con fuertes sistemas de vitalidad. El cuerpo humano vive por su propio ritmo biológico. Estamos despiertos durante el día debido a que nuestra sangre se llena de ‘hormonas del día’ que apoyan la actividad emocional y física. En la noche, precediendo la caída del alba, la sangre recibe la ‘hormona nocturna’ (melatonina). Esta es una substancia impresionante que solo se produce por epífisis en la noche y es liberada en la sangre de acuerdo con el tiempo de la noche. En algunos casos, la gente de avanzada edad sufre de insomnio debido a la falta de secreción de melatonina. Medicamentos de melatonina usualmente se usan como hipnóticos.


ancient_tcm_salud-kungfu-taichi-bogota.jpg

Los primeros descubrimientos sobre los ritmos biológicos en el ser humano se dieron en China aproximadamente hace 3000 años por artistas marciales chinos. Las artes marciales tienen una conexión cercana con el conocimiento del cuerpo humano, fisiología y medicina.

Acorde a la teoría Wu Xing, conocida como la interacción de Cinco Elementos, los órganos internos del cuerpo humano tienen un ritmo de trabajo preciso con cada estado activo o no activo. Por ejemplo, el meridiano del estómago está en un estado de alta actividad desde las 7 hasta las 9 A.M, así que el desayuno se habría de tomar en este intervalo de tiempo. Se deberían consumir más calorías en este tiempo. Durante el resto del día se habría de disminuir el consumo calórico. Ninguna comida es recomendable durante la noche, excepto a algunas frutas y/o ciertos productos lácteos en pequeñas cantidades, y a más tardar 3 horas antes de dormir.

Se podría decir: “¡No puedo dormir con el estómago vacío!”. Pero se debe. Está probado que la mayor regeneración epitelial en el tracto digestivo ocurre durante la noche. Cuando vas a dormir en la noche y el estómago está vació, entonces todo el tracto digestivo renueva sus células. No se debería interferir con la propia renovación celular, sencillamente deja que tu estomago se regenere durante la noche. Cuando no sucede esto, el estómago que está lleno estará en trabajo de digestión, y la regeneración del epitelio no se completará. Esto puede llevar a enfermedades del tracto digestivo. Adicionalmente, fumar, estrés y alcohol pueden causar gastritis, que pueden a la vez llevar a úlceras, sin contar enfermedades cardiacas.

El meridiano de los pulmones tiene el más alto nivel de actividad de las 5 a las7 A.M. Los pulmones trabajan en su eficiencia máxima. Durante este tiempo la efectividad de los ejercicios es 3 veces mayor que en la tarde. Por ello es recomendado planear un entrenamiento entre el 5 y las 7 A.M. Debido a la alta eficiencia del intercambio de gas (aire) en los pulmones y en los tejidos, la eliminación de residuo metabólico es rápido y comprehensivo. Como resultado los músculos se cansan menos, se contraen mejor y responden extremadamente bien al impulso nervioso. Coordinación del movimiento en este periodo también será más alto que en cualquier otro momento del día.

Cada uno de nuestros órganos internos tiene un periodo de eficiencia máxima, y como se sabe, si hay un máximo, también hay un mínimo. Para el estómago, el tiempo de actividad mínima es de 7 a 9 P.M, pero esta es la hora típica de la cena familiar, ¿entonces qué se ha de hacer? Si la cena huele y se ve sabrosa, será mejor dejarla para la mañana. Después de un tiempo se tomará costumbre de comer más fervientemente en la mañana y menos en la noche.

Después de 45 años, la cantidad de comida habría de reducirse, pero las frutas, vegetales, y productos de leche agria, pueden consumirse en la misma cantidad. Estos son los primeros pasos hacia la longevidad.

“Un viaje de miles de kilómetros comienza con un sencillo paso”, nosotros te ayudaremos a llegar más lejos.


Autor:

Anton Kalenkevich. Médico de Rehabilitación

Traducido al Castellano por Andrés Salazar

3.151505859550